Conciencia del Caos

March 26, 2016

 

Uno de los errores que se paga caro en la vida de las personas, es creer en el mito de que el YO es independiente a lo otro, a los otros. El elegantemente llamado Efecto Mariposa, que asegura que el batir de alas de una mariposa puede ocasionar un tsunami del otro lado del mundo, nos da pistas sobre como nuestras acciones (pequeñas, aparentemente insignificantes), tienen repercusión en los demás, a veces directamente, a veces a través del impacto en el entorno. Según la teoría sistémica, cualquier variación en los patrones normales de comportamiento de un sistema, afecta a todos sus componentes.

El Efecto dominó es otro buen ejemplo de cómo sucede esto. Aunque soy fan de la teoría del caos, hay una ley mucho más vieja y vigente que es la Ley Causa y Efecto. O la historia de la semilla y el fruto. Todo lo que hagas, tendrá un efecto de igual naturaleza. Tan obvio como que si plantas la semilla de un manzano, con los años podrás recoger manzanas. Si siembras resentimiento, recogerás resentimiento. Si siembras alegría, recogerás alegría. La guerra de Siria, las torres gemelas, los desastres naturales, tienen su semilla en la negatividad que hemos arrojamos al mundo a través de los años. Sea mucha o poca, y aunque no te guste saberlo, tú y yo hemos contribuido a alimentar la pila de negatividad (y también la de luz) en el mundo, con nuestras decisiones. ¿O de verdad crees que esos eventos no tienen nada que ver contigo? Acciones tales como mentir, robar, juzgar a otros, autodestruirse, abusar de los demás, etc., suman saldo a la cuenta bancaria de la negatividad en el universo.

 

Ahora bien, querido lector, me gustaría que te preguntaras ¿Desde qué lugar de conciencia estás batiendo tus alas? ¿Qué semillas estás sembrando? Podrás asegurar que eres un ciudadano ejemplar, que no das mordidas, que separas la basura, que te volviste vegetariano por amor a los animales. Todo eso puede estar muy bien, y contribuye mucho porque lo haces desde la conciencia y con una intención muy noble. Lo que quiero es que revises tu no consciente y encuentres qué estás sembrando sin darte cuenta, porque eso que haces tiene impacto en ti y en otros a gran escala, y contribuye a incrementar la negatividad, o bien, la luz en el mundo.

 

Te pongo un ejemplo. Imagina que vas tardísimo y estás atorado en el tráfico, te sientes alterado y más te irritas cuando te das cuenta de que hay un policía manipulando los semáforos. Empieza a crecer tu enojo y desesperación. Comienzas a tocar el claxon y otros te siguen. Los claxonazos hacen que otra gente que no estaba tan alterada se comience a alterar. La emoción de desesperación y ansiedad ahora es colectiva. Ponen el siga y aceleras, los demás conductores también parecen desquiciados del volante. Un taxista se te cerró y eso incrementó tu rabia, en cuanto lo alcanzaste bajaste el vidrio y le gritaste “Pinche naco, por gente como tú, el país no avanza.” Listo. Sacaste tu coraje, liberaste tu energía negativa y ya te sientes tantito mejor. Pero esa energía negativa, el taxista se la llevó y nunca sabrás que hizo con ella (al igual que el policía que recibió insultos y al igual que los demás conductores envueltos en una burbuja de irritabilidad). Hay infinitas posibilidades, pero voy a proponer un final alternativo: El taxista decidió que ya no quería seguir siendo humillado por su condición social y adoptó la frase “Más vale un día de pie que toda una vida de rodillas”, la adecuó con respecto a sus posibilidades personales y decidió meterse al narco, abandonó un trabajo decente porque un desconocido le pisó un callo psicológico que el narcotaxista no encontró otra manera de sanar. Una mini acción de tu parte, rueda como bola de nieve, crece y provoca tsunamis en las vidas de otras personas.

 

La clave está en la conciencia. Cada decisión que tomes, tiene un impacto. Si tu decides qué pensar, si decides que sentir, si decides que hacer, si decides que decir, por favor decide bien. Hazlo con conciencia porque eso que hagas, tendrá un efecto de la misma naturaleza y con mayor intensidad en el mundo. ¿Te imaginas el mundo en que viviríamos si todos actuáramos con conciencia todo el tiempo?

 

Empieza por ti.

Please reload

July 25, 2018

September 1, 2016

Please reload