El Eneagrama: 9 Maneras de entender al mundo

April 22, 2016

Este es la verdad uno de mis temas favoritos. A pesar de las diferencias individuales entre los humanos, en el fondo no somos tan distintos. Esto lo saben desde miles de años atrás, tiempo que tiene de existencia el Eneagrama, que se sospecha surge con los Sufis.  Conocer este tema cambia totalmente tu manera de relacionarte con los demás. La sabiduría del eneagrama es inmensa y conocerlo a fondo como lo hizo Gurdjierff o Claudio Naranjo llevaría años de estudio, pero aquí te hago un resumen exprés con lo más básico de lo más básico del estudio de este maravilloso sistema de crecimiento personal.

 

 

El Eneagrama es un sistema de clasificación dinámico,  que parte de nueve principales tipos –o eneatipos,- los cuales poseen características específicas relacionadas con comportamientos personales que se resumen en nueve perfiles que se comportan, piensan y actúan motivados por exactamente los mismos principios, miedos, deseos, etc, aunque parezcan distintos en su manera de vivir la vida (lo cual varía dependiendo de la educación, vivencias, edad, situaciones de estrés y situaciones favorables, etc). Aun así, estos comportamientos se pueden predecir cuando se conoce a fondo al Eneagrama.

 

 

Para aproximarnos a conocer estos nueve diferentes tipos de personalidad, presento a continuación, una breve descripción de los mismos.

 

Tipo 1. El Perfeccionista. Idealistas, de sólidos principios, éticos y concienzudos, con un fuerte sentido del bien y del mal, esforzados en el mejoramiento del mundo. Organizados y meticulosos, críticos y perfeccionistas. Al mismo tiempo son sensibles a la crítica y temen cometer errores.

 

Tipo 2.  El Ayudador.  Orientados a los demás, comprensivos, sinceros, bondadosos, generosos y abnegados. También suelen ser sentimentales, aduladores y necesitados. Al mismo tiempo pueden llegar a ser manipuladores y tener dificultad para reconocer sus propias necesidades.

 

Tipo 3. El Triunfador. Adaptables y orientados al éxito. Seguros de sí mismos, atractivos, encantadores, ambiciosos, competentes y enérgicos, movidos por el progreso personal y preocupados por su imagen y por lo que piensen los demás. Normalmente tienen problemas de adicción al trabajo y de competitividad.

 

Tipo 4. El Individualista. Del tipo romántico, introspectivo, conscientes de sí mismos, sensibles, emocionales, reservados y callados. Así mismo son creativos e inspirados. Pueden llegar a ser tímidos, autocomplacientes, desdeñosos y ajenos a las formas normales de vivir. A este eneatipo también se le llama “El Artista.”

 

Tipo 5.  El Observador. Del tipo racional, curioso, investigador. Analíticos, enfocados, visionarios, independientes e innovadores. Amantes de la información y los datos. Al mismo tiempo pueden ser introvertidos, nerviosos, aislarse y desligarse del mundo y de los demás.

 

Tipo 6. El Leal. Del tipo comprometido, orientado a la seguridad. Las personas del tipo seis son dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas, inseguras, desconfiadas, desafiantes y rebeldes.

 

Tipo 7. El Entusiasta. Del tipo productivo y ajetreado. Versátiles, optimistas y espontáneos; juguetones, animosos y prácticos, también podrían abarcar demasiado, ser desorganizados e indisciplinados, en constante búsqueda de experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continuada los aturde y los agota.

 

Tipo 8. El Jefe. El tipo poderoso y dominante. Seguros de sí mismos, fuertes y capaces de imponerse. Protectores, ingeniosos y decididos, también resultan orgullosos, desafiantes, controladores e intimidadores. Cuando se controlan pueden usar su fuerza para mejorar la vida de otras personas.

 

Tipo 9. El Pacificador. Del tipo acomodadizo, adaptable y humilde. Conformistas, confiados, estables, afables, bondadosos y apoyadores, orientados a mantener la paz y evitar los conflictos. Tienden a ser complacientes, a postergar y a minimizar cualquier cosa importante o tener problemas de pasividad.

 

Ubicarse a sí mismo en un eneatipo, así como los subtipos que componen nuestro estilo de personalidad, puede marcar una diferencia sustancial en la forma en que percibimos el mundo, sostenemos relaciones interpersonales, nos comunicamos y tomamos decisiones.

 

Nos seguimos leyendo…

 

Referencias:

Lapid-Bogda, G. (2006) Eneagrama y Éxito Personal. Aprenda a utilizar el eneagrama en su trabajo. Barcelona: URANO.

Riso, D y Hudson R, (2000) La Sabiduría del Eneagrama. Barcelona: URANO.

Please reload

July 25, 2018

September 1, 2016

Please reload