¿Qué es ser una persona Espiritual?

August 8, 2016

 

 

Ser "espiritual" parece el día de hoy una exigencia social, casi una moda, especialmente en ciertos sectores sociales con acceso a redes sociales y a internet, en dónde cada vez vemos más propuestas de nuevos pensamientos y mensajes que invitan a las personas a ser y a vivir en mundo mejor, respetando a los animales, actuando a favor del medio ambiente, participando de las decisiones públicas, fortaleciendo el autoestima, despertando conciencia sobre la salud y la alimentación, etc.  

 

Y sinceramente yo me topo con cada vez mejores seres humanos, que han cambiado su chip, que no se compran la ideología dominante, que cuestionan, que empatizan, que desafían el status quo.

 

Si lo primero que viene a tu cabeza cuando lees la palabra “espiritualidad” son personas vestidas de blanco, inciensos, velas, tatuajes con símbolos de om, veganismo y clases de yoga, te compraste la imagen más cliché de lo que es espiritualidad. Hay personas que hacen eso y no son espirituales.  Si por el otro lado, la palabra “espiritualidad” te evoca sacrificio, meditaciones aburridas, o renunciar a aquellas cosas que te proporcionan comodidad y placer, también tienes que ampliar tu visión.

 

La espiritualidad la podría yo definir como el trabajo personal consciente que hacemos todos los días, para ser mejores seres humanos. No importa cuál sea el camino, puede o no ser meditar, renunciar a ciertos alimentos, orar, rezar, ir a la India, si es el camino que es has elegido, pero también puedes conectar con tu espiritualidad en tu día a día, sin necesidad de forzarte a pensar, comer, o hablar distinto, ir a un templo o renunciar a tu escepticismo. Por ejemplo:

 

  1. Todos los días plantéate una pequeña meta que te haga mejor persona que el día anterior. Al despertar decide cosas nuevas, tipo: “Hoy voy a darme permiso de escuchar otros puntos de vista, y hacerlo con calma y receptividad”, o bien “Hoy voy a encontrar otra forma de que mis hijos me obedezcan sin necesidad de gritarles”. Lleva un registro de tus cambios y de los milagros que ocurren cuando lo haces.

  2. Diariamente realiza aunque sea por unos quince minutos, tu actividad favorita para realizar tú sólo. Si es cantar canta, si es dibujar dibuja, si es escribir escribe. Hazte consciente de todo lo que ocurre alrededor, del sonido, del ritmo de tu respiración, de tu postura y de cómo se siente tu cuerpo haciendo esto, de las sensaciones, olores, de los pensamientos que cruzan tu mente, de las emociones que llegan, etc. Ésta actividad está diseñada para tener un momento de estar en el presente, por que tengo la teoría de que para iniciarse en el hábito de estar en el aquí y el ahora, es mucho más fácil cuando realizas una actividad que disfrutas.

  3. Comparte lo que tengas para ti, ¡Ojo, no lo que te sobre! Comparte tu tiempo escuchando y apoyando a otros, aunque te cueste tantito trabajo. Comparte tu dinero incrementando tu monto de propinas, cuando se lo han ganado, (además  recuerda lo importante que es soltar el dinero para que éste vuelva a ti, y si no sabías esto, tienes que leer mi artículo “Seis cosas que puedes hacer para dejar de ser pobre” aquí.) Comparte tu espacio, tu tiempo, tus conocimientos, mira cuáles de tus talentos puedes poner al servicio de otros y hazlo amorosamente.

  4. Camina tu camino para alcanzar tu mejor destino, el cuál eres tú mismo viviendo en completa libertad, plenitud y amor. Acepta la realidad y aprende lo que tengas que aprender. Si tienes que aprender a soltar, suelta; si tienes que aprender a luchar, hazlo; si tienes que aprender a esperar, espera. Uno sabe muy bien dentro de sí, cuál es su llamado. Hazte responsable de encontrar los recursos necesarios para tu autosanación. Nadie ha dicho que éste aprendizaje será fácil pero detrás de él, está la gloria para ti.

  5. La espiritualidad es más acción que filosofía. Tú mejor que nadie sabes que hay algo que tienes que hacer, que no has hecho hasta ahorita y que ya no puedes postergar más. Y que además cuando lo realices te verás a ti mismo en una mejor versión. El miedo te lo ha impedido como el gran enemigo de la espiritualidad que es. ¿Quieres ser espiritual? ¿Quieres ser imagen y semejanza de cualquier fuerza creadora? Pues crea tu realidad, diseña tu experiencia de vida, llega hasta donde quieras llegar, no hay límite.

Please reload

July 25, 2018

September 1, 2016

Please reload